Make your own free website on Tripod.com
perfochoroni
Home
IMAGENES PERFOCHORONI IV
PERFOCHORONI IV
ImagenesPerfochoroni III
PERFOCHORONI III
Perfochoroni II
1er. Festival Internacional Performance
Imagenes PERFOCHORONI II
Historia PERFOCHORONI I
Cuentos e imagenes
La CLAUSURA
Continua la funcion
Contactos

Cuentos e imagenes

el día siete a la misma hora --eso de las nueve de la noche-- cuando el malecón rebosaba de gente y de ambiente, hizo acto de presencia nada menos que el oracular césar león quien acompañado con una música de harry partch dio consultas a numerosas personas. la performance comenzó a la hora prevista y césar no tuvo descanso hasta pasadas las doce de la noche hora en la que por último conversó con un grupo de jóvenes muchachos, interesadísimos en escuchar sus palabras...

organico2.jpg

por fin los días 14 y 15 de enero toco el turno a triniDADA y a los dos jóvenes talentos de Jesús Aponte y Ramón Milano quienes hicieron las delicias de los presentes con sus personajes no matrizados. Jesús arrancó con un depredador de su total ingenio y Ramón lo siguió con su ejecución del homo sapiens impresionante. cerró la noche la propia triniDADA inserri con su cena colectiva y su natural e imponente presencia femenina.

trini.jpg

cristinar.jpg

LALLAVEESTABAJOSEÑORACRISTINA

Accionistas: Corporación LALLAVEESTAABAJOSEÑORACRISTINA  

Poemacción "Una güarandinga"

En el marco del evento "1er Encuentro de Performance PerfoChoroní 2005"   

Lugar: Playa Grande, Sector "El Gato Negro", Choroní         

Fecha: Viernes-Sábado 30-31 de Diciembre de 2005

Los accionistas de la Corporación LALLAVEESTAABAJOSEÑORACRISTINA abrieron el encuentro con una performance titulada "Una güarandinga" ejecutada desde tempranas horas del día 30 de diciembre del 2005 en el sector "Gato Negro", casi al final de Playa Grande. Basada en la práctica de la "Poesía Somatizada", esta performance consistió en la ardua y peliaguda construcción de una gran figura en arena a orillas del mar, figura que previamente había sido esbozada en dibujos como un gato echado, pero que, al vaivén de las horas, las olas y el intempestivo ataque de varios niños con palita y niñas kamikaze, aquella imprecisa y majestuosa "corporeidad de arena" fue transfigurándose poco a poco en pulpo, en elefante, en sirena, en perro, en tanque, en gallina. Esto causó terribles consecuencias: se desató una extraña epidemia a lo largo de Playa Grande donde varios grupos de gentes también tuvieron el libérrimo gesto de intentar poner en pie pequeños castillos, casas, ranchos, cuerpos desnudos, mutantes cibernéticos hechos de arena. Esta performance tuvo una duración exacta de dos días y tres segundos. Si se fija bien, podrá ver congelado en la foto uno de esos tres segundos en que los accionistas de la Corporación LALLAVEESTAABAJOSEÑORACRISTINA eran entrevistados por Narvis Bracamonte el día 31 de diciembre, ya casi finalizada la experiencia. Solo dijeron: "Sin duda, en el mar la vida es más sabrosa".          



Esto fue lo que nos escribió la Señora Cristina contándonos de su experiencia:

Quizás sea la arena la mejor figura para describir esta dimensión que se nos revela: un monstruo de arena, un gran pulpo con un dos tres cuatro cinco miembros, uno dos tres cuatro cinco seis siete ocho nueve diez once miembros que se mueven –milagrosamente se mueven-, uno dos tres cuatro cinco seis siete ocho nueve mil camaradas viéndonos de cerca, cómplices en el juego del "que veo que veo", el juego de "la güarandinga". Como nosotros, todo ríe. Presentimos una "corporeidad" a la que pertenecemos y es marrón y es seca y es mojada y pertenece a la verde mar, es nuestra. Hay que meter bien adentro las manos en la arena para hacer crecer más y más el volumen del monstruo, su altura majestuosa. Y hay que echarle agua de mar y darle suaves abrazos y palmadas para que no se derrumbe. Hay que tratarle, al parecer, con cariño. Parece, parece, parece, se parece a un gato pero mira que tiene cara de perro triste pero tiene orejas de elefante pero tiene dedos gigantes y parece una caricatura. Parece, parece, parece, parece un león un tigre un rinoceronte un elefante un pulpo una gallina, que tierno. "¿Qué te provoca, que te dan ganas de hacer cuando lo ves?" le pregunto a un niño bien bonito que a cada rato se acerca a observar y a murmurar cosas por debajo de su risa. "Me gustaría saltarle encima" me dice con cara de hacer rubieras. "Me gustaría derrumbarlo de arriba abajo, de abajo arriba". Me doy cuenta en seguida que él es el niño cagón, la carta encontrada del tarot egipcio, el número secreto. Una güarandinga es una güarandinga.

 



© Corporación LALLAVEESTABAJOSEÑORACRISTINA. 2006.

Weblog: http://lallavecristina.blogspot.com

Email: lallavecristina@gmail.com

cristinos.jpg

perfochoroni@gmail.com